Menu

Loading...

La Ruta de Las Flores en El Salvador

Recorrer la Ruta de las Flores en El salvador, lenta y deliberadamente, es como un viaje a los pueblos mágicos de la historia de este país. Es una serie de pueblos coloridos y llenos de vida, cada uno con una mezcla de arquitectura colonial con semblantes indígenas y espectaculares paisajes. Lo mejor, un clima fresco a pesar de ser un país tropical.

Aquellos a quienes les gusta la buena vida pueden darse un festín con la comida local. Especialmente en los mercados de fin de semana y los festivales gastronómicos. Explorar las tiendas de artesanías o realizar una investigación de primera mano sobre por qué el café salvadoreño es famoso en todo el mundo.

Si dispones de tiempo, puedes observar la Cordillera Apaneca, una cordillera volcánica llena de cascadas. También con muchos senderos para bicicletas de montaña. La ruta de las flores es perfecta para caminatas por el bosque y entrar en contacto con la naturaleza y la arquitectura colonial.

Los pueblos más pintorescos que componen la ruta de las flores son Nahuizalco, Salcoatitán, Juayúa, Apaneca y Concepción de Ataco.

Nahuizalco

El pueblo está ubicado a unos 69 kilómetros de la capital San Salvador. El origen del nombre tiene raíces náhuatl y significa los cuatro Izalcos. El mercado nocturno es una de las mejores experiencias que se puede experimentar. Está ubicado justo al centro de la ciudad y la comunidad se ha encargado de iluminarlo con velas. L que más resalta son las artesanías y comida típica del pueblo.

Salcoatitán

El pueblo de Quetzalcóatl por su significado en náhuatl hace alusión al dios de la estrella del alba y del viento. Es una ciudad muy pequeña cuya principal economía gira entorno al cultivo del café. La iglesia con dotes coloniales está localizada justo al frente del parque central en donde se lleva a cabo uno de los mejores festivales gastronómicos de la Ruta de las Flores en El salvador

Juayúa

El clima en Juayúa es fresco. Es un pueblo lleno de leyendas e historias míticas que vienen de generación en generación. En náhuatl, Juayúa significa “río de orquídeas”. Como todo pueblo precolombino de El Salvador, la pintoresca iglesia es adornada con el parque central en donde cada domingo se realiza un festival gastronómico. Posee una hermosa caída de agua llamada Los Chorros de Calera.

Apaneca el corazón de la Ruta de las flores en El Salvador

Sin lugar a duda es la ciudad del café. Las importaciones de más alta calidad salen de Apaneca que en náhuatl significa Río del Viento. Al momento de ingresar al pueblo a través de la Ruta de las Flores en El salvador, pueden observarse las pintorescas calles y coloridas casas de adobe. Los mercados artesanales se dejan ver por todas partes. Una vez en el pueblo, puedes visitar la laguna de la Ninfa a 2 kilómetros de la ciudad. Ahí se encuentran 3 esculturas de aproximadamente 12c toneladas y datan de hace miles de años.

Concepción de Ataco

El lugar de los manantiales elevados como se interpreta en náhuatl se encuentra a unos 104 kilómetros de la capital siempre en camino de la ruta de las flores. Es una ciudad llena de montañas y un clima agradable. Las casas aún conservan el toque colonial y los lugareños elaboran tejidos e instrumentos musicales. Se dice que la ciudad fue fundada por pipiles y muchos de los pobladores aún conservan muchas tradiciones.  La Ruta de las Flores en El salvador es una de las mejores opciones si lo que buscas es relajarte y disfrutar de deliciosa comida.

 

 

Loading...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies